sábado, mayo 14, 2011

Alegría.

Hay días en que me da flojera escribir, mas que nada en detenerme a interiorizar que voy sintiendo, agarro lo superficial, la sonrisa inmensa que ultimamente me caracteriza y al poner mi cabeza en la almohada me digo: así esta todo bien. Escribir es una necesidad.

Hace mucho que todo no estaba bien, bueno que no podía verlo, al decir "todo bien" me refiero a  mi interior. Deje de extrañar y eso me hace tanto bien, comencé una aventura que me hace feliz, me esta costando , no es nada fácil , pero que diferente me levanto cada mañana, que diferente me acuesto cada noche.
Una decisión puede cambiar tu vida entera, en mi vida me la he pasado de decisiones importantes en decisiones importantes, determinantes, en la mayoría de los casos fue metida de pata, en otros liberación absoluta, pero esta última ha sido de las mejores y puedo sentir que no me hace falta nada. No, no me he metido a ninguna secta ni me cambié de religión, tampoco he ido a "pare de sufrir", solo decidí hacer lo que me hace feliz.Ya lo había comentado en otro post, he decidido ser "payaso"..."clown".

Estoy teniendo las mejores maestras , de eso no hay duda que soy una afortunada por conseguir una vacante en la mejor escuela que hay en Perú, y ahora se que cuando haces lo que amas, no te hace falta nada.

Reniego menos, ya no lloro por tonterías, no recuerdo nombres pasados, menos me arañan si alguien los menciona.
Estoy tocando mis sueños y es lo que quería compartir en este blog que por el momento no abandonaré, solo me apego a mis propias reglas que son: puedo escribir a diario como puedo escribir después de un mes.

Después de todo este año me ha dado el mejor de los regalos, la mejor sorpresa, porque aunque lo anhelaba no lo esperaba: la liberación de mi corazón, sentir el amor, respirar paz, sonreír por dentro, caminar sintiéndome dueña de cada paso, mirar, si, mirar, no solo ver sino mirar...

No lloraré por las noches perdidas, por no darle buen uso a mis pensamientos, por llenarlos de falsos amores, por mendigar algo que no se asemejaba a la realidad, amar.

Esta vida a veces nos aparta de nuestra verdad, pero hoy he tomado el sentido que buscaba, no le reprochare tanto mal, pensándolo bien, no fue nada, mi luz nunca se apagó. Hay quienes viven en profundas tinieblas y yo llorando por nada. No dejare que nadie vuelva a colocarme en el hueco en donde pierdo...

Defendamos la alegría :o)

8 comentarios:

  1. Me encantó este post tan tuyo! No es obligación escribir todos los días ni todos los meses, solo es "obligatorio" hacerlo cada vez que tú quieras!
    Me encanta que te hayas embarcado en esta aventura, en este viaje que te haga ver con otros ojos el todo! Ver tal vez hasta la nada!
    Sigue en esto, sigue en lo tuyo que te llenará tanto que serás como siempre quisiste!
    Buen fin amiga bloggera!!!

    ResponderEliminar
  2. Creo que has elegido lo mejor aunque para mí mismo sea tan diícil de acceder a ésa misma elección, la vida debemos vivirla de manera simple sin empecinamientos caprichosos, habiendo tantas oportunidades de feicidad en otros ojos. Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  3. Creo que una de las cosas más difíciles como personas es darnos cuenta que somos los principales (no los únicos) responsables de nuestra felicidad (o nuestra desdicha); y cuando lo hacemos vale la pena celebrarlo. El darnos cuenta que podemos elegir entre ser feliz y no serlo, es un paso importante.
    Que bueno que tú le hayas dado paso a alegría!!!

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Vale la pena esperar cada post.

    ResponderEliminar
  5. Aquí es cuando vuelvo a Benedetti y su Defensa de la alegría:
    "Defender la alegría como una trinchera
    defenderla del escándalo y la rutina
    de la miseria y los miserables
    de las ausencias transitorias
    y las definitivas"

    ResponderEliminar
  6. ...La catarsis puede encontrarse en la alegria pero tanto y mas en la tristeza... para hacer contrapeso, hoy aquí defiendo al sufrimiento como causa y motor de creaciones geniales! ...Igual, felicidades por la sonrisa!

    ResponderEliminar
  7. Tienes mucha razón, defendamos la felicidad.

    Qué bueno es tener un blog más para leer.

    ResponderEliminar